Seleccionar página

¿Qué es el IVA?

El Impuesto sobre el Valor Añadido o también conocido por su iniciales IVA es un impuesto indirecto que grava las operaciones económicas que impliquen entregas de bienes o servicios (ventas), adquisiciones (compras), las adquisiciones intracomunitarias de bienes y las importaciones realizadas dentro del territorio de aplicación del impuesto.

Dependiendo de la operación realizada y de quién la realiza se pueden aplicar distintos tipos impositivos que detallaremos a continuación (tipos de IVA en España). Existen excepciones a la hora de gravar algunas operaciones con IVA, por lo que existen exenciones a la tributación de este impuesto.

El IVA debe estar presente en toda factura, por ello, es crucial saber a ciencia cierta qué es exactamente.

El impuesto sobre el valor agregado o impuesto sobre el valor añadido es una carga fiscal sobre el consumo, es decir, está financiado por el consumidor final.

Es el impuesto más extendido y conocido en el territorio ya que cualquier persona se encuentra con él a la hora de comprar cualquier producto o servicio. Es aplicado en muchos países, y su uso es generalizado en la Unión Europea.

 

Características del IVA

El IVA al ser un impuesto de carácter indirecto, no es percibido por la hacienda pública directamente del tributario, sino por el vendedor en el momento de toda transacción comercial (transferencia de bienes o prestación de servicios).

Los vendedores intermediarios tienen el derecho a reembolsarse el IVA que han pagado a otros vendedores que los precedieron en la cadena de comercialización (crédito fiscal), deduciéndolo del monto de IVA cobrado a sus clientes (débito fiscal), y debiendo abonar el saldo a la hacienda pública.

Los consumidores finales tienen la obligación de pagar el IVA sin derecho a reembolso, lo que es controlado por la hacienda pública, obligando a la empresa a entregar justificantes de venta al consumidor final e integrar copias de éstas a la contabilidad en la empresa.

Ejemplo Calcular IVA:

El siguiente ejemplo muestra la mecánica simplificada sobre cómo calcular el IVA (con un IVA reducido del 10%). El cálculo IVA se hará de la siguiente manera:

  1. La empresa A produce, a partir de recursos naturales, el bien x1, al que fija un precio de 100 u.m. por unidad.
  2. La empresa A vende x1 a la empresa B, con un precio de 100 u.m., y añade 10 u.m. en concepto de IVA. Por lo tanto, la empresa B paga a la empresa A 110 u.m.

Resultado fiscal: La empresa A es deudora de la hacienda pública por un importe de 10 u.m.

  1. La empresa B transforma cada unidad de x1 en una unidad de x2, y fija un precio para ese bien de 150 u.m.
  2. La empresa B vende x2 al consumidor C, con una cuota de IVA de 15 u.m. El consumidor C paga a la empresa B 165 u.m.

Resultado fiscal:

La empresa B es deudora de la hacienda pública por 5 u.m. en concepto de IVA = 15 u.m. (venta – IVA Devengado/Repercutido) menos 10 u.m. (compra – IVA Deducible/Soportado por la empresa).

El consumidor final paga el importe íntegro del producto más la cuota de IVA por la compra sin posibilidad de deducción. Como se ve en el ejemplo, todo el monto acumulado del impuesto (10 u.m.+15 u.m. = 25 u.m.) es soportado por el consumidor final (C).

  • La mayor característica de los tributos indirectos es que se limitan a establecer un porcentaje de gravamen independientemente de la situación personal o económica del contribuyente.
  • A diferencia del IRPF, el IVA no se aplica directamente sobre la renta del contribuyente, sino sobre cualquier bien de consumo a través de sus fases de fabricación y distribución y por tanto, repercute finalmente en el precio que paga el consumidor.
  • El IVA se aplica sobre los sujetos pasivos (personas físicas o jurídicas) al realizar cualquier operación sujeta a este impuesto.
  • Existen ciertas actividades que se encuentra exentas del IVA. Entre ellas, se encuentran algunas actividades vinculadas a la educación, los servicios profesionales de escritores o artistas plásticos, entre otras. Por todo ello, el IVA puede aplicarse de manera ordinaria o bajo ciertas restricciones que veremos posteriormente.
  • El IVA ha sido siempre un impuesto modificado para afectar a la recaudación de impuestos a nivel estatal

 

Partes del iva

 

Partes del IVA

Podemos dividir el IVA en tres partes:

  • Base Imponible: Que está constituida por el importe total de la contraprestación de las operaciones sujetas al impuesto.
  • Tipo Impositivo: Que es el porcentaje aplicable a cada contraprestación sujeta al impuesto, para así determinar el importe del mismo.
  • Cuota del IVA: Que resulta de aplicar el tipo impositivo a la base imponible.

Esta información debe estar reflejada en factura obligatoriamente siempre (del vendedor) u opcionalmente en contrato (también se puede formalizar la operación con ambos), pero siempre se debe emitir factura donde se incluyan todos los datos relativos a la operación comercial por la que tiene origen.

 

clases de iva

 

Clases de IVA

IVA repercutido o IVA devengado

Es el IVA que proviene de una venta o entrega de un producto o servicio. Se calcula multiplicando la base imponible por el tipo de IVA correspondiente al producto o servicio vendido. Debe reflejarse en cada factura que emitan las sociedades y autónomos (excepto que la operación esté exenta de IVA o no necesite factura).

IVA soportado o IVA deducible

Es el IVA que proviene de una compra o adquisición de un producto o servicio. Se determina multiplicando la base imponible por el tipo de IVA correspondiente al producto o servicio comprado. Debe reflejarse en cada factura que reciban las sociedades o autónomos (excepto que la operación esté exenta de IVA o no necesite factura).

IVA a pagar

Es el resultado de restar el IVA repercutido (el que ha cobrado la sociedad o autónomo en las operaciones de venta o entrega) con el IVA soportado (el que ha pagado la sociedad o autónomo en las operaciones de compra o adquisición).

 

Tipos de IVA

 

Tipos de IVA

La ley de IVA distingue entre tres tipos de IVA (Ley 37/1992, de 28 de diciembre). En términos generales cuanto más básica es la necesidad de un producto, menor es el IVA que se le aplica. Los tipos de IVA vigentes a partir del 1 de septiembre de 2012, de acuerdo con el Real Decreto-ley 20/2012, son tres tipos IVA:

IVA Superreducido

El IVA superreducido es el que se aplica sobre los bienes de primera necesidad, por este motivo es el menor porcentaje de los tipos impositivos IVA. Actualmente se sitúa en el 4%.

El IVA superreducido se aplica sobre:

  • Algunos alimentos básicos, tales como pan, leche, queso, huevos, frutas, verduras, tubérculos, hortalizas y cereales, entre otros.
  • Asimismo se incluyen dentro de esta clase de impuesto los productos u obras que tengan como fin la elaboración de libros, revistas o periódicos (que no contengan única o fundamentalmente publicidad).
  • Este tipo impositivo del IVA también se aplica sobre el material escolar, como partituras, mapas, cuadernos de dibujo, etc. (dentro de este grupo de productos no están incluidos los aparatos o dispositivos electrónicos).
  • Los medicamentos para consumo humano (así como las sustancias medicinales y productos intermedios, utilizados en su obtención), las prótesis, órtesis, implantes, los vehículos para minusválidos y sillas de ruedas también tributan con este tipo de IVA. Los servicios de teleasistencia, la ayuda a domicilio, los costes de centros de día y noche y la atención residencial también se gravan con el IVA Superreducido.
  • Las viviendas de protección oficial o VPO también se incluyen en el IVA superreducido, siempre que las entregas se efectúen por los promotores inmobiliarios que la han construido, incluidos los garajes y anexos. El arrendamiento con opción de compra de estas viviendas se gravan igualmente con un IVA del 4%.

El IVA no distingue el uso de la vivienda, por lo que poco importa si el piso tendrá un uso particular, o será vivienda habitual o si se convertirá en la sede de una empresa (en cuyo caso sí entraría en juego la posibilidad de deducir el IVA de las regularizaciones trimestrales). El IVA que hay que aplicar sobre la transmisión será el mismo en todos los casos.

IVA Reducido

El IVA reducido se aplica sobre determinados productos específicos en sectores diversos, entre los que destacan:

  • El IVA reducido se aplica sobre todo tipo de productos alimentarios así como los alimentos utilizados para la nutrición animal y los animales, vegetales y demás productos utilizados para la obtención de alimentos u otros productos destinados a la alimentación humana (sin incluir las bebidas alcohólicas ). Dentro de este grupo también se incluyen el agua (tanto para el consumo humano como el animal o para el riego) y el hielo.
  • El IVA reducido también se aplica sobre algunos productos sanitarios (material, equipos o instrumental) empleados para prevenir, tratar o aliviar, diagnosticar o curar enfermedades o dolencias de las personas o los animales. Del mismo modo, también se incluyen las lentillas y gafas graduadas.
  • Se aplicará el tipo reducido a las importaciones de objetos de arte, antigüedades y objetos de colección.

También se aplica el tipo reducido a la prestación, entre otros, de los siguientes servicios:

  • El IVA sobre vivienda nueva se encuentra fijado en el 10% y se paga sobre el precio total de la casa en el momento de su entrega. Sin embargo, tal y como ocurre con la mayoría de productos, este se incluye ya en el precio de las promociones.
  • Los servicios relacionados con actividades agrícolas, forestales o ganaderas (Semillas, fertilizantes, insecticidas, herbicidas, etc.), así como los servicios efectuados en favor de titulares de explotaciones agrícolas, forestales o ganaderas (plantación, siembra, injertado, abonado, cultivo y recolección, cría, guarda y engorde de animales, etc.).
  • Los transportes de viajeros y sus equipajes.
  • Hostelería, alojamiento y en general, el suministro de comidas y bebidas para consumir en el acto.
  • Los servicios de limpieza de vías públicas.
  • La asistencia sanitaria, dental y curas termales que no gocen de exención.
  • Las ejecuciones de obras de renovación y reparación realizadas en viviendas.

Determinados bienes y servicios han visto modificada el IVA al que estaban sometidos pasando del reducido al general, es decir, del 10% al 21%. Estos son:

  • Entradas a cines, teatros, eventos deportivos, parques de atracciones, así como conciertos de música.
  • Servicios de peluquería y estética.
  • Flores y plantas ornamentales.
  • Servicios ofrecidos por empresas funerarias.
  • Compraventa de obras de arte.
  • Servicios de radiofusión.
  • Compra de entradas a discotecas, exposiciones o ferias comerciales.
  • Aquellos servicios prestados por un profesional o artista.
  • Una amplia variedad de productos de higiene personal.

En julio del 2010 este impuesto se incrementó del 7% al 8% a raíz de la crisis económica, para dos años más tarde (en septiembre de 2012), volver a incrementarse hasta el 10% actual.

IVA General

El IVA general se aplica en los casos no incluidos en los otros tipos impositivos de IVA. Por ejemplo, el tabaco, los cosméticos, los electrodomésticos, la ropa, el calzado, servicios de fontanería, etc. La mayoría de artículos están sujetos a este tipo.

Actualmente se sitúa en el 21%.

 

Tipos de iva

 

Estos son los tres tipos de IVA que rigen en el territorio español, de acuerdo a las últimas modificaciones elaboradas a partir de la crisis económica, y se prevé que se mantendrán inalterados por lo menos durante el año 2015 y el año 2016.

El IVA tributa a través de los modelos:

  • 303 (Declaración trimestral de IVA)
  • 390 (Declaración informativa anual sobre el IVA)

que es el IGIC

 

¿Qué es el IGIC?

El IVA se aplica en todo el territorio nacional salvo en Canarias, Ceuta y Melilla, que disfrutan de un régimen especial. El Impuesto General Indirecto Canario o IGIC es una variación del IVA ya que aplica sus propios tipos. Estos son:

  • Tipo cero (0%): se aplica a la entrega de agua, productos sanitarios o veterinarios, libros, periódicos, revistas, la ejecución de obras en viviendas de protección oficial, la venta de alimentos y el transporte aéreo de viajeros.
  • Tipo reducido (3%): se aplica a la minería, industria química, textil, maderera, papelera, al transporte terrestre y a la reparación de vehículos. El tipo reducido en el resto de España es del 10%. (se aumentó un 1% en julio de 2012, es decir, hasta ese momento era del 2%).
  • Tipo general (7%): se aplica sobre los que no están recogidos en el resto de categorías (la mayoría de productos). En el resto de España es del 21%. (hasta el 1 de julio de 2012 era del 5%)
  • Tipo incrementado (9,5%): Se aplica en la importación de algunos bienes como vehículos de motor, motos de agua y embarcaciones.
  • Tipo especial incrementado (13,5%): se aplica sobre la venta de puros cuyo precio sea superior a 1,8 euros por unidad; la venta de bebidas alcohólicas, artículos de joyería, productos peleteros, productos de perfumería y la distribución de cartuchería. En el resto de España este tipo no existe (hasta el 1 de Julio de 2012 se situaba en el 13%.
  • Tipos especiales (20% y 35%): el primero de los tipos se aplica sobre la elaboración de tabaco negro y el segundo sobre el tabaco rubio.

La liquidación de este impuesto se realiza a través del modelo 420 del IGIC, que se puede consultar en la web del gobierno de canarias.

Infografía: Qué es el IVA, características, partes, clases, y el IVA

 

infografia iva

 

Ya sabes qué es el IVA y las características y clases de IVA que hay, pero si aún tienes alguna pregunta no dudes en dejarnos un comentario.

Y si te ha gustado el artículo, ¡te invitamos a compartirlo!