Seleccionar página

Reducción de la Jornada Laboral: Un Derecho de los Trabajadores

El trabajo a tiempo parcial es un mecanismo que te permite la reducción de jornada al trabajador para poder conciliar su vida laboral y personal haciendo compatible el trabajo con las responsabilidades familiares y/o formación, a la vez que supone para la empresa una herramienta de flexibilización y mejor uso de sus recursos humanos.

Aunque en los últimos años se ha incrementado ligeramente el número de contratos a tiempo parcial y la solicitud de reducción de jornada laboral en contratos a tiempo completo, ésta modalidad no ha sido muy aceptada por los empleados ni por las empresas, pues, antes de la modificación normativa suponía una menor protección para los trabajadores que veían disminuir sus cotizaciones a la Seguridad Social, y por tanto las posibilidades de percibir prestaciones. Teniendo repercusiones también negativas para el empresario en sus cotizaciones.

Con la entrada en diciembre de 2013 de la nueva normativa se pretende promover la contratación a tiempo parcial de trabajadores por parte de las empresas mediante una simplificación de su régimen laboral, creando por otro lado un marco que garantice la protección y el derecho de los trabajadores que soliciten una reducción de su horario laboral o se acojan directamente a éste tipo de contrato.

 

nuevas ventajas reduccion jornada

Nuevas Ventajas de la Reducción de Jornada Laboral

1 – Puesto que son 4 años más los que se podrán disfrutar de la reducción de horario laboral, por cuidado de hijos menores, ya que se aumenta el supuesto por cuidado de hijos de 8 años, que era el límite anterior, a 12 años actualmente.

2 – La reducción de jornada no implica también la reducción de las cotizaciones, ya que durante los dos primeros años se mantienen invariables para el trabajador.

3 – La indemnización por despido objetivo, tiene que ser calculada también en base a la jornada laboral completa, y no sobre reducción jornada.

4 – La conversión de un trabajo a tiempo completo en un trabajo parcial y viceversa tendrá siempre carácter voluntario para el trabajador y no se podrá imponer de forma unilateral o como consecuencia de una modificación sustancial de condiciones de trabajo al amparo de lo dispuesto en el artículo 41 ET.

5 – El trabajador no podrá ser despedido ni sufrir ningún otro tipo de sanción o efecto perjudicial por el hecho de rechazar esta conversión, sin perjuicio de las medidas que, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 51 y 52.c) de esta Ley, puedan adoptarse por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.

 

tipos reduccion jornada laboral

 

Los 2 Tipos de Reducción de Jornada Laboral

A – REDUCCIÓN JORNADA VOLUNTARIA

PROMOVIDA POR SOLICITUD DEL TRABAJADOR

El primero tipo es la reducción de horario laboral. Esta es una alternativa a la excedencia que permite la conciliación de la vida familiar y laboral sin dejar de trabajar, pero también se trata de una medida adoptada cada vez con más frecuencia por las empresas, como respuesta a la crisis en un intento de mantener la plantilla de trabajadores.

CAUSAS DE LA REDUCCIÓN DE JORNADA VOLUNTARIA PROMOVIDA POR EL TRABAJADOR

La Maternidad y el cuidado de personas dependientes

El concepto de reducción de jornada, se encuentra más habitualmente asociado a un perfil femenino, ya que el cuidado de hijos así como el de familiares ancianos o enfermos tradicionalmente ha sido desarrollado por la mujer. Esta tesitura no ha cambiado sustancialmente en la actualidad, por lo que habitualmente tras la maternidad la mujer trabajadora deberá conciliar su vida laboral normalmente a jornada completa, con las tareas domésticas a las que se suma el cuidado de los hijos, duplicando prácticamente su jornada. También es el caso de las personas que tienen la responsabilidad y el cuidado un familiar dependiente por discapacidad física, psíquica o sensorial.

La suma de tiempo y responsabilidades en muchos casos pueden llevar a plantearse una reducción de jornada, decisión que sólo podrán adoptar por obvias cuestiones de supervivencia:

Quienes cuenten con una seguridad de ingresos suficientes para compensar la balanza económica doméstica, bien porque la pareja aporta una buena nómina y tiene un cargo de responsabilidad que hace más segura su continuidad laboral, o bien porque se complementa con algún tipo de ingreso por pensión del familiar que necesita la dedicación y cuidados.

¿En qué supuesto se puede solicitar la reducción de jornada?

La reducción de jornada laboral es un derecho recogido en el artículo 37.5 estatuto de los trabajadores, que contempla la posibilidad de reducción del horario laboral en los siguientes casos:

  • Por cuidado de un menor de 12 años (no tiene por qué ser hijo propio, también puede ser del cónyuge o pareja de hecho).
  • Cuidado de familiares de hasta segundo grado de consanguinidad: padre, madre, abuelos, hermanos, nietos, que no trabajen y no pueda valerse por sí mismo.
  • Ser responsable de una persona con discapacidad física, psíquica o sensorial.
  • Estar al cuidado de un hijo menor de 18 años por hospitalización o tratamiento continuado por enfermedad grave. En este último caso, el mínimo de la reducción es del 50% y no hay un máximo.

Puedes Solicitar la reducción de Jornada Laboral en Cualquier momento. Por ejemplo, puedes empezar a disfrutar de una reducción, cuándo tu hijo tiene 10 años, aunque nunca antes lo hayas solicitado.

La reforma legislativa dice que:

A fin de posibilitar la movilidad voluntaria en el trabajo a tiempo parcial, el empresario deberá informar a los trabajadores de la empresa sobre la existencia de puestos de trabajo vacantes, de manera que aquéllos puedan formular solicitudes de conversión voluntaria de un trabajo a tiempo completo en un trabajo a tiempo parcial”.

¿Quién puede acogerse a la reducción de Jornada?

El padre, madre o quien tenga a su cuidado directo a algún menor de 12 años o una persona con discapacidad, u enfermedad muy grave, siempre que no trabajen en la misma empresa y lo soliciten de forma simultánea para cuidar a la misma persona.

La ley no diferencia en cuanto a características del trabajo ni del trabajador, ni en lo referente a su nacionalidad. Por tanto, cualquier trabajador, español o extranjero, con contrato laboral español que esté en uno de los supuestos tiene derecho a la reducción de jornada y escoger su horario sea cual sea su tipo de contrato, de trabajo, de categoría, de empresa, de turno o incluso aunque esté desplazado en el extranjero.

Procedimiento para Solicitar la Reducción de Jornada

La solicitud debe presentarla el interesado personalmente.

“Nunca permitas por comodidad o temor, que la empresa o tu gestoría la presente por ti. Puedes sufrir una variación negativa de tus derechos”.

Aunque, en cualquier caso, siempre es más recomendable acudir a un despacho profesional para aclarar dudas y posibilidades, ciñéndose a tus circunstancias y convenio específico.

En internet puedes encontrar modelos de solicitud, en los que siempre debe constar la fecha de inicio y finalización de la reducción de jornada laboral, así como el porcentaje de horario jornada solicitado.

Es fundamental que exista un documento correcto que confirme que estás en reducción de jornada y que la empresa o su asesoría la trámite correctamente con la Seguridad Social, pues una mala tramitación o aplicación del convenio más actualizado puede suponer perder el derecho al cobro del paro al 100%.

 

horas reducer jornada

 

¿Cuántas horas se puede reducir la jornada?

La reducción diaria mínima es de 1/8 de la jornada y el máximo el 50%, es decir desde una hora diaria, hasta un cambio de jornada completa a media jornada.

Los porcentajes serán iguales en los casos de reducción de un contrato a tiempo parcial. El porcentaje de la reducción de jornada laboral, se hará sobre el horario laboral diario,

¿Se puede elegir el horario de la reducción?

La reducción se solicitará sobre el horario habitual. Es decir puedes acortar por el principio o el final de la jornada ordinaria, ya que de lo contrario te la pueden denegar por no estar dentro de tu jornada de trabajo. No obstante existen sentencias recientes de los Juzgados de lo Social, en este sentido, estableciendo el derecho a la elección de horario por parte del trabajador, derecho que había sido previamente denegado por las empresas en base a razones organizativas y de producción.

Desde la reforma laboral, ya no puedes reducir días completos, por ejemplo si trabajas el sábado, y pretendes reducir ese día, la reducción se debe de pedir de horas por cada día.

En algunos casos, la empresa o el trabajador se plantean la posibilidad de reducir por días completos o incluso por semanas, mediante acuerdo por ambas partes. El problema surge con la protección que te ampara, ya que la reducción en ese caso no está conforme a la Ley, lo que puede traducirse en que tu contrato se interprete a tiempo parcial a efectos de cotizaciones y prestaciones.

Cambiar turno rotativo por turno fijo

Es muy habitual entre empleados de comercio cuyos contratos obligan al cambio de turno, tratar de reducir la jornada mediante un turno fijo. Normalmente estas solicitudes son denegadas por la empresa, alegando motivos de organización y productividad, perjuicios al resto de compañeros y dificultad para cubrir el turno, pero si no existen causas probadas, el trabajador conseguirá su turno fijo.

En algunos casos, ante la negativa de la empresa, se puede pedir una indemnización por daños y perjuicios.

Cómo trabajador, deberás probar que el turno rotativo te impide conciliar el trabajo con el horario de guardería, la imposibilidad de recurrir a la ayuda familiar, y la incompatibilidad de horario de tu pareja para cuidar al menor en tus turnos de trabajo.

¿Qué hacer si la empresa deniega la solicitud?

A éste respecto la nueva legislación cita que:

“La denegación de la solicitud deberá ser notificada por el empresario al trabajador por escrito y de manera motivada”.

  • Tendrás que interponer demanda en el Juzgado Social, en el plazo de los veinte días hábiles siguientes.
  • Serás citado a juicio junto con la empresa, en un plazo que depende de cada comunidad, normalmente más de un mes.
  • La indemnización por despido deberá ser calculada sin contabilizar la reducción salarial de la jornada acortada.

El artículo 55.5.b del Estatuto de los Trabajadores dice que será nulo el despido de cualquier tipo, de un trabajador que haya solicitado o esté disfrutando de la reducción voluntaria de jornada, a no ser que el empresario pruebe que el despido es procedente.

El despido nulo significa que si demandas, conseguirás la readmisión, reincorporándote a tu mismo puesto, en iguales condiciones y con el mismo horario reducido, cobrando todos los salarios que dejaste de percibir entre el día del despido y el día en que te reincorporen.

Desde el día que entregues tu solicitud, y aunque la empresa te la deniegue por escrito y debas ir a juicio, te amparará la protección legal hasta que haya sentencia.

Consecuencias de la modificación de jornada laboral

La modificación de la jornada laboral aumentará o reducirá el salario que estás percibiendo, y por tanto en caso de despido, baja temporal por enfermedad o accidente, maternidad o demás contingencias sufrirás también una modificación de las cuantías a cobrar:

1-Reducción de la mayoría de los importes por concepto de la nómina. Así en el supuesto que reduzcas 1/8 de la jornada laboral, es decir: una hora, se reducirá también 1/8 del salario base que figure en tu nómina, así como el complemento de antigüedad y las pagas extras.

Las dietas no se deben tocar, así como el plus de transporte, ya que tendrás que seguir yendo a trabajar el mismo número de días que antes de solicitar la reducción jornada.

Otros muchos conceptos de la nómina como los incentivos, quebranto de moneda, vestuario, pueden o no reducirse en función de cada caso, pues dependerá del convenio y horario que se tenía antes.

2 – A los efectos de calcular las bases de cotización para percibir prestaciones por jubilación, muerte y supervivencia, maternidad o paternidad, se mantiene el 100% de la base durante los dos primeros años, reduciendo transcurridos los dos primeros años la misma según el porcentaje de reducción de la jornada laboral.

Si la reducción es por cuidados de familiar, la cotización al 100% se mantiene sólo durante el primer año. Artículo 180 de la LGSS.

 

reduccion jornada laboral involuntaria

 

B -REDUCCIÓN DE JORNADA INVOLUNTARIA

Los intereses de la empresa producen una modificación sustancial en las condiciones del contrato laboral, con perjuicio económico y horario para el trabajador.

El empresario en la práctica real puede intentar modificar de forma unilateral, y siempre que exista una causa justa para ello, los horarios establecidos en la jornada laboral pasando de jornada completa a reducción de jornada, o al contrario, pero en virtud del artículo 12 4. e) del ET:

“La conversión de un trabajo a tiempo completo en un trabajo parcial y viceversa tendrá siempre carácter voluntario para el trabajador y no se podrá imponer de forma unilateral o como consecuencia de una modificación sustancial de condiciones de trabajo.”

Esta medida, podrá ser acordada por la dirección de la empresa, cuando existan probadas razones económicas, técnicas, organizativas o de producción, entendiendo como tales las que estén relacionadas con la competitividad, productividad u organización técnica o del trabajo de la misma, y siempre que cumplan el procedimiento establecido para ello:

Dependiendo de la magnitud del cambio, variarán las opciones de los trabajadores.

  1. Pequeñas modificaciones en el horario laboral, ej.: cambio de horario entrando y saliendo media hora antes.

No obligan a ningún procedimiento formal por parte de la empresa, aunque en consideración a sus empleados, es mejor comunicarlo con suficiente anticipación y de forma escrita.

  1. Modificaciones que afectan sustancialmente a las condiciones de los empleados, recogidas en el ARTICULO 41 ET., y es uno de los supuestos que permite desobedecer las órdenes dadas por el empresario.

En éste caso la empresa debe comunicar el cambio al trabajador afectado y a sus representantes legales 15 días antes de comenzar a ser efectivo.

Carácter colectivo o individual de la reducción de jornada

Se considera de carácter colectivo la modificación que, en un período de noventa días, afecte al menos a:

  • Diez trabajadores, en las empresas que ocupen menos de cien trabajadores.
  • El 10 por ciento del número de trabajadores de la empresa en aquellas que ocupen entre cien y trescientos trabajadores.
  • Treinta trabajadores, en las empresas que ocupen más de trescientos trabajadores.

Opciones del trabajador

El trabajador ante ésta situación, tiene tres opciones:

1- Aceptar la decisión empresarial.

2- Solicitar la extinción de la relación laboral, en caso de que el trabajador resultase perjudicado por la medida. El trabajador tiene derecho a percibir una indemnización de veinte días de salario por año de servicio, prorrateándose por meses los períodos inferiores a un año y con el límite máximo de nueve meses.

3- Mostrar disconformidad y recurrir ante el Juzgado de lo Social la decisión empresarial. Ahora bien, la modificación sí se llevará a cabo en el plazo marcado, por lo que en principio la jornada se verá reducida. Cuando se dicte la sentencia, esta declarará si la modificación es justificada o injustificada, y en este último caso se reconocerá el derecho al trabajador a ser repuesto en sus anteriores condiciones. Si el empresario se negase a reintegrar en sus anteriores condiciones de trabajo, el trabajador podría solicitar la extinción de la relación laboral en virtud del artículo 50 del E.T. con la indemnización equivalente al despido improcedente.

La solicitud por parte del trabajador de la extinción de la relación laboral con la empresa, deberá basarse en un perjuicio económico.

Si la empresa se niega a aceptar la opción del trabajador, éste tendrá que solicitarlo por vía judicial.

COBRAR EL PARO POR REDUCCIÓN DE JORNADA

Sólo podrás cobrar el paro, si la empresa ha presentado un EXPEDIENTE DE REGULACION DE EMPLEO TEMPORAL, también conocido como E.R.T.E. En cuanto al paro, según el artículo 211.5 de la LGSS, cobrarías lo mismo que si no te hubieras reducido la jornada.

SUGERENCIAS SOBRE CONSULTA NORMATIVA

Real Decreto-Ley 16/2013

Artículo 55.5 Estatuto de los Trabajadores

Artículo 37.5 Estatuto de los Trabajadores

Artículo 180 de la LGSS.

Artículo 211.5 de la LGSS